Por resistencia a la insulina, 90% de los niños obesos son propensos a la diabetes

Imagen:Notimex
Imagen:Notimex
Carolina Gómez Mena / Periódico La Jornada / Domingo 29 de octubre de 2017, p. 29
  • Las probabilidades aumentan en los menores de 8 a 15 años

Melchor Alpizar Salazar, endocrinólogo y presidente del Comité Interdisciplinario de Diabetes, Obesidad y Enfermedades Cardiovasculares, alertó sobre la resistencia a la insulina de los niños, condición que puede llevar a la diabetes. Detalló que la presencia en el cuello o brazos de infantes y adolescentes de manchas oscuras y gruesas es un rasgo visible que se conecta con la resistencia a la insulina.

Añadió que por desconocimiento se habla poco en la familia sobre este problema de salud que aqueja a 90 por ciento de infantes obesos. Añadió que las probabilidades aumentan en la población que oscila entre los 8 y 15 años de edad, porque de no controlar a tiempo el padecimiento, son candidatos para desarrollar diabetes mellitus tipo 2, así como problemas cardiovasculares (síndrome metabólico), incluso antes de entrar en su etapa adulta.

Alpizar Salazar detalló que la resistencia es una actividad anormal de la insulina, pues ésta no metaboliza correctamente los niveles de azúcar (glucosa) en la sangre, de tal forma que se requiere más de esa sustancia. Por ello el páncreas sigue produciendo insulina, pero no en la cantidad adecuada, para controlar los niveles de glucosa en el torrente sanguíneo.

Conforme avanza el tiempo, será mayor la cantidad de insulina que se requiera para que las células metabolicen la energía, lo que provoca que el páncreas deje de producir suficiente esa sustancia para bajar los niveles de azúcar en la sangre. Esto hace muy probable que se desencadene diabetes, aunado a otros problemas crónico degenerativos.

Según el especialista, los padres juegan un rol preponderante para que esta situación se revierta. La recomendación inicial es que lleven a sus hijos con médicos de primer contacto, pediatras o especialistas, para que diagnostiquen e indiquen el tratamiento adecuado para prevenir o controlar la resistencia a la insulina.

Un niño con sobrepeso u obesidad, más dos factores –como inactividad física y herencia genética–, tiene 78 por ciento de probabilidades de desarrollar diabetes en un lapso de 10 años.

De acuerdo con la Guía de práctica clínica: atención integral de la obesidad en la infancia y la adolescencia, del Centro Nacional de Programas Preventivos y Control de Enfermedades de la Secretaría de Salud, la metformina está indicada en pacientes con resistencia a la insulina y síndrome metabólico.

Explicó que los niños y adolescentes con índice de masa corporal superior a 35 y en quienes han fallado las intervenciones de estilo de vida con anterioridad se pueden beneficiar con el uso de la metformina. Añadió que para éstos, así como para los adultos mayores, es más fácil adherirse al tratamiento con la presentación líquida del medicamento.

Comentarios

comments