Artículo: Diabetes, obesidad y otros males minan el aumento de esperanza de vida: estudio internacional

Ángeles Cruz Martínez / Periódico La Jornada / Martes 19 de septiembre de 2017, p. 49
  • La expectativa para hombres es 74 años y para mujeres 79, pero podría decaer
En la década pasada, la esperanza de vida en México aumentó en nueve meses para los hombres y 12 para las mujeres. Así, los nacidos en 2016 pueden aspirar a llegar a 74 años, en promedio, y la población femenina a 79. No obstante, a causa de la elevada prevalencia de diabetes, lesiones y enfermedades mentales, también es previsible que las personas gocen de buena salud sólo hasta los 67 años.

El Estudio sobre la carga global de enfermedad, elaborado por el Instituto para la Evaluación y Medición de la Salud (IMEH por sus siglas en inglés) de la Universidad de Washington, reveló lo anterior con base en un análisis sobre los factores que afectan a las personas y son causa de pérdida de años de vida saludable y muerte prematura.

Otros padecimientos que minan la calidad y esperanza de vida –y siguen a la alza– son los cardiacos, cirrosis e insuficiencia renal crónica. Lo peor es que en la mayoría de los casos, éstos se pueden prevenir.

Violencia, factor de muerte

El reporte, en el que participaron más de 2 mil 500 investigadores de 130 países, entre los que se incluyen mexicanos, se publicó en la revista científica The Lancet, el cual subraya que parte del problema se origina en la infancia. Si bien se redujo de manera sustancial la mortalidad por enfermedades infecciosas en menores de cinco años, ahora se enfrentan males como la obesidad y los trastornos mentales, los cuales, a su vez, favorecen el desarrollo de padecimientos crónicos.

En el caso de México, dicha disminución pasó de 11 millones de fallecimientos de niños de menos de cinco años de edad, en 1990, a 5 millones en 2016.

En la edad adulta, las cinco principales causas de muerte prematura son: infartos al corazón, insuficiencia renal crónica, violencia interpersonal y lesiones por accidentes de tránsito. Mientras, las enfermedades crónicas que provocan mayor discapacidad son diabetes, migraña y dolor de espalda.

En esta nueva edición sobre los padecimientos más frecuentes, los investigadores afirman que el sobrepeso y la obesidad se mantienen como uno de los principales riesgos para la población, ya que 71 por ciento de adultos en México padece esa condición, así como un tercio de niños y adolescentes de todos los niveles sociodemográficos.

Señalan que un elevado índice de masa corporal (la relación del peso con la estatura) es el cuarto factor más importante de pérdida de la salud, después de la hipertensión arterial, el tabaquismo y los niveles elevados de azúcar en sangre.

A escala global, la investigación encontró que una alimentación deficiente está asociada con una de cada cinco muertes; las enfermedades no transmisibles fueron responsables de 72 por ciento de los decesos en 2016, mientras el tabaquismo se relaciona con 7.1 millones de defunciones y en más de 100 países esta adicción encabezó los factores de riesgo para la disminución en la calidad de vida.

Respecto de los padecimientos mentales, el documento resalta que éstos, junto con los desórdenes por el consumo de drogas, también ocasionan daños a la salud. Este es un problema presente en todos los países, con el agravante de que el acceso a servicios de sanidad y tratamientos clínicos es bajo. Incluso, en países desarrollados, donde la cobertura de atención clínica se ha incrementado, la prevalencia de estos trastornos no ha cambiado.

Leer elartículo completo (En inglés)

Comentarios

comments